secadoras secadoras, secadoras de evacuacion, secadoras por condensacion

¿Estas harto de tender la ropa y luego encima tener que quitarla y recogerla? O ¿de querer ponerte alguna prenda y no tenerla seca? Hace años hablar de una secadora era algo que solo se podían permitir pocas personas pero ahora cada vez más los que están amueblando su casa, meten directamente en el presupuesto la secadora. El hecho de que cada vez tenemos menos tiempo para esperar a que la ropa se seque, porque andamos siempre con prisas y que los pisos los hacen más pequeños sin tener la opción de tender la ropa en la terraza acabamos colgándola en los radiadores convierte a este electrodoméstico en un elemento imprescindible.
En el mercado existen dos tipos de secadoras, una es la de evacuación y otra la de condensación. ¿Cuál elegir?
Las secadoras de evacuación, son las más económicas pero tienen un inconveniente ya que no pueden ser instaladas en cualquier sitio. Funcionan centrifugando la ropa al tiempo que generan aire caliente para secarla. Después, el aire se evacúa por un tubo que obligatoriamente tendrá que estar comunicado con el exterior, a través de una ventana o un agujero en la pared de la fachada. Esto significa que la secadora tendrá que estar colocada en un lugar que permita la instalación del tubo; por ejemplo, una terraza o un tendedero. La evacuación puede ser mecánica o electrónica; la mecánica lleva un temporizador para seleccionar el tiempo que durará el proceso, mientras que la electrónica presenta una serie de opciones, y dependiendo de la que escojamos el proceso durará más o menos, y la temperatura será más o menos alta.
Las secadoras por condensación, son electrodomésticos que provocan que la humedad de la ropa se evapore y después se condense, recogiéndola después en un depósito. Por lo tanto, no es necesario colocar ningún tubo al exterior, ya que no se genera aire húmedo que expulsar. Las secadoras por condensación pueden llegar a costar el doble que las que funcionan por evaporación.
Si disponemos de espacio, la opción más recomendable es la secadora por evacuación ya que son más baratas y funcionan igual de bien. Además, no gastan tanta energía. Lo que sí es importante es comprar un modelo de marca conocida y con todas las garantías.
También un tema importante a la hora de elegir, es saber si comprar la secadora de carga superior o la secadora de carga frontal.

Mireya Gómez