Electrodomésticos

Electrodomésticos frigorífico lavadora secadora horno Electrodomésticos frigorífico lavadora secadora horno Electrodomésticos frigorífico lavadora secadora horno Electrodomésticos frigorífico lavadora secadora horno

Frigoríficos

Combis: cuentan con dos motores independientes que permiten regular de distinta manera el congelador y la nevera. Además, incorporan un sistema de descongelación especial que hace que la escarcha se convierta en agua y después se evapore. Con ello, se permite un aumento de la humedad que mejora la conservación de los alimentos perecederos.

Tecnología No-Frost: Esta tecnología proporciona gran calidad de congelación por lo que se conservan mejor los sabores y propiedades nutritivas de los alimentos. Los frigoríficos dotados con esta tecnología refrigeran y distribuyen el aire frío rápidamente y de manera homogénea a partir de ventiladores situados en su interior. Permiten controlar el grado de humedad y evitan de esta manera la formación y acumulación de escarcha sobre las paredes o los alimentos por lo que no requieren la descongelación periódica de ningún compartimento.

Frigoríficos americanos: tienen una capacidad mayor por su extremada anchura (pueden llegar a superar los 400 litros, el doble que un frigorífico de una puerta) y se abren con dos puertas en sentido vertical. Muchos modelos incluyen incluso un distribuidor de hielos, hielos picados o agua fría. Reciben también el nombre de frigoríficos americanos y deberíamos comprarlos siempre con eficiencia energética A+, ya que consumen mucho.

Frigorífico integrado: En relación con el espacio, cuando se dispone de espacios reducidos no hay nada mejor que un frigorífico integrado. Comercializados con gran éxito en todo el mundo, dichos electrodomésticos son de gran utilidad dado que podrá integrarlos en un espacio reducido o en un mueble.

Lavajillas

Lavavajillas Integrables: Estos lavavajillas están concebidos especialmente para ser integrados en una cocina. Éstos pueden tener su puerta original, o integrarse con el mobiliario de la cocina gracias a una capa que se coloca en su puerta y que sigue la decoración de la cocina. Estos lavavajillas integrables suelen tener una anchura de 45 cm. (8 cubiertos) o de 60 cm. (12 cubiertos).

Lavavajillas Compactos: Son ideales para ganar espacio. Son lavavajillas pequeños con una anchura entre los 45 y los 55 cm. y una altura de 45 cm. aproximadamente. Evidentemente, no nos caben los mismos cubiertos que en uno grande, pero sí tenemos la funcionalidad de tener lavavajillas.

Lavavajillas compacto Smart: El primer lavavajillas compacto Smart para gente que no tiene espacio. Bosch ofrece grandes soluciones para pequeños espacios adaptándose así a nuevas necesidades en el diseño de la cocina. Con los lavavajillas compactos Smart que ocupan lo mismo que un horno ó los de 45 cm de ancho ya no tendrás excusa para no tener lavavajillas.

Lavadoras

Capacidad de carga: La capacidad de carga de las lavadoras varía entre los 3 a los 10 kg. Con este amplio abanico, las lavadoras intentan adaptarse a todas las necesidades de los usuarios y a sus hábitos. Las grandes familias preferirán un modelo frontal de gran capacidad, mientras que los solteros preferirán generalmente un modelo de carga superior de capacidad media. A continuación te presentamos una pequeña guía de la capacidad recomendada dependiendo de la situación de cada persona:

  • Solteros: menos de 4,5 kg.
  • Parejas: entre 4,5 y 5,5 kg.
  • Parejas con 1 niño: entre 5,5 y 6 kg.
  • Parejas con 2 o más niños: más de 6 kg

Lavadora frontal: Pudiendo acoger hasta 10 kg de ropa, este modelo tiene una anchura media de 60 cm. y una profundidad de cerca de 50 cm. Ideal para grandes familias, gracias a su gran capacidad, este tipo de lavadora tiene la ventaja de integrarse fácilmente a cualquier tipo de cocina. También está adaptada a la colocación de una secadora encima, para poder ahorrar espacio horizontalmente.

Lavadora de carga superior: Este tipo de lavadoras son menos anchas (40 cm.) pero más profundas (60 cm.) que las lavadoras frontales. Este tipo de lavadoras se adaptan perfectamente a espacios reducidos. Su capacidad ronda los 5 kg. Es ideal para solteros, parejas o familias poco numerosas. Este tipo de lavadora permite una carga fácil de ropa, pero no nos ofrece la posibilidad de trabajar o depositar algo en su parte inferior.

Secadoras

Las secadoras de evacuación expulsan el aire caliente generado durante el proceso de secado a través de un tubo. Éste tubo tendremos que colocarlo en una ventana o en un orificio en la pared, para que el aire caliente salga al exterior de la vivienda. Aquí tenemos el principal inconveniente de estas secadoras. Pero este tipo de sistema tiene la ventaja del precio, que es inferior a las secadoras de condensación.

La longitud máxima del tubo de extracción nunca debe exceder los dos metros (aproximadamente), para prevenir una eventual condensación del vapor en el propio tubo de salida. Existen dos tipos de secadoras de evacuación: electrónicas y mecánicas. Las primeras son más fáciles de utilizar ya que determinan la temperatura y la duración del secado según los resultados que queramos obtener. Las secadoras de condensación pueden instalarse en cualquier parte, ya que no expulsan la humedad hacia el exterior. El vapor de aire del electrodoméstico se condensa al entrar en contacto con el aire frío del condensador. Lo único de lo que tendremos que preocuparnos es de vaciar el depósito en el que se acumula el agua de la condensación. Estas secadoras son bastante más caras que las de evacuación, pero ganamos en comodidad.

Además de la comodidad, hay algún otro aspecto que distingue a estos dos tipos de secadoras. Uno de ellos es el consumo energético. Las secadoras de condensación consumen menos que las de evacuación. Además, el calor que desprenden también es menor y su eficacia de secado es bastante superior respecto a las de evaporación.

Hornos

Horno convencional: estos hornos son los mas usados en hogares españoles, son tradicionales. Funciona mediante resistencias eléctricas. Según su ubicación, hay modelos que la llevan sólo en la parte inferior (hornos con resistencia de solera), los hay que además incorporan una resistencia en la parte superior para gratinar (hornos con grill), e incluso con una resistencia en la pared posterior. Tienen un precio asequible pero son lentos.

Horno de convección o multifunción: Funciona por medio de aire caliente que se calienta a través de unas resistencias y que luego es expulsado por unos ventiladores que hacen que circule el aire caliente por todo el receptáculo. Esto nos permite cocinar a varios niveles, sin mezclar olores ni sabores, con el consiguiente ahorro de espacio, tiempo y de energía. El calentamiento del horno es más rápido, son más caros que los convencionales y ocupan más espacio.

Los microondas combi: Son horno y microondas en un mismo aparato, permiten descongelar y calentar con microondas y cocinar con aire caliente, con lo que se ahorra espacio en la cocina. Pero tienen inconvenientes, son algo más caros, no se pueden utilizar simultáneamente las funciones de horno y microondas, el interior no es tan espacioso como el de los hornos convencionales, algunos modelos se sobrecalientan durante su uso no resultando del todo seguros y son más caros de reparar. Por eso, si tienes espacio en la cocina, hoy por hoy es mejor disponer de un horno y comprar aparte un buen microondas con grill.

Horno pirolítico: es un horno eléctrico que se sirve del calor a muy altas temperaturas (unos 500 grados centígrados) durante un tiempo que puede oscilar entre treinta minutos y dos horas, para eliminar todos los restos de grasas, salsas y azúcares de las paredes del horno. Se puede afirmar que los hornos pirolíticos se «auto-limpian» gracias a su función pirolítica. Entre las ventajas de los hornos pirolíticos destacan la eficacia de la limpieza que es definitiva a tan altas temperaturas. Entre los inconvenientes de los hornos pirolíticos están que consumen energía ya que trabajan a unos 500 grados de temperatura, que la puerta del horno durante la pirolisis puede alcanzar hasta 60 grados, a pesar de ser del tipo «puerta fría», y que para hacer la limpieza pirolítica, en la mayoría de los hornos (con la excepción de algunos modelos del fabricante Fagor) hay que extraer las guías laterales y las bandejas para que no se quemen.

Placas

Las vitrocerámicas: las cuales funcionan de modo similar a las cocinas eléctricas, ya que disponen de un foco con una resistencia que, al encenderse, calientan la zona delimitada por el foco, pero no el resto de la superficie. Eso si, la zona sobre la cual ponemos el recipiente si se calienta, pero suelen tener indicadores que marcan la temperatura de la superficie.

Las placas de inducción: son similares a las cocinas de vitrocerámica, donde la diferencia radica en el sistema de calentamiento que utilizan. Las placas de inducción cuentan con un sistema mucho más cómodo y seguro, que funciona calentando sólo el recipiente que colocamos sobre ella, mientras que la placa no cambia su temperatura. Sin dudas, es un sistema mucho más seguro, ya que nos evita los temidos accidentes que se producen con las vitrocerámicas o cualquier otro tipo de cocina, las cuales, al tocarlas, podemos quemarnos. La razón por la que las placas de inducción no se calientan es que utilizan un campo magnético, produciendo este calor mediante la magnetización del recipiente.

Ventajas y desventajas de las placas de inducción: Una de las primeras desventajas que se pueden observar de este sistema, es que los recipientes utilizados para calentar los alimentos deberán disponer de una base formada por material ferromagnético, ya que de no ser así, la placa de inducción no conseguirá calentar lo que hayamos introducido en él debido a que no se produce la magnetización. Esta es la mayor contra, ya que los recipientes viejos que tengamos es posible que no sirvan. Tampoco sirven los recipientes de vidrio, aluminio, terracota, etc. Por otro lado, las placas de inducción son más caras que el resto de las cocinas, pero también es cierto que calientan la comida mucho más rápido, al igual que, como ya comentamos anteriormente, son mucho más seguras y mas sencillas de limpiar.

Campanas

La campana extractora sirve para mantener tu cocina libre olores y humos. Hay distintos tipos de campanas de cocinas para cubrir cualquier necesidad. ¿Qué aspectos has de tener en cuenta a la hora de escoger tu campana extractora?

Campanas de isla: Poseen gran capacidad de extracción, dentro de su buen rendimiento las tienes de menor extracción o de máxima extracción. Los diseños son muy vanguardistas, en aluminio pulido o mate. Las tienes en forma de cilindro, trapecio, en forma de T invertida, cúbicas o cuadradas. Sobre todo en cocinas grandes o con mucho uso. Suelen ser las mas caras.

Campanas decorativas: Son de escape libre o con filtros, infinidad de modelos y precios. Estas campanas se usan también para dar un aspecto personalizado a la decoración de la cocina. Son campanas diseño, combinan distintos materiales, como aluminio, cristal. Son ideales en cocinas modernas. En esquina, con paneles y luces halógenas, de acero inox tipo chimenea, En color negro, para una cocina vanguardista, En forma de T invertida en cristal.

Campanas encastrables: Cocinas pequeñas, si quieres que la campana extractora esté pero no se note. Este tipo de campanas quedan ocultas en el mueble y tiene una visera que es lo que se ve. En acabado marrón, blanco, inoxidable. Son las campanas de cocina más económicas, además de prácticas.

Microondas

Microondas básico: Principalmente se puede usar para descongelar y para recalentar alimentos, aunque algunos permiten cocer ciertos platos.

Microondas Grill: Además de descongelar y recalentar, podemos asar, preparar platos gratinados, hacer parrilladas. El grill puede ser clásico, puede ser Grill de Quartz o mixto (Quartz + halógeno). Estos últimos ofrecen un aumento de temperatura más rápido. Un grill modulable permite obtener mejores resultados de cocción. En ciertos modelos de microondas, es posible combinar las funciones de grill con las de microondas.

Microondas combinado: Es la asociación en un mismo horno de la función microondas con los modos de cocción tradicionales (grill, cocción natural,…). Ciertos modelos vienen equipados con la función “calor envolvente”. Los modos de cocción pueden ser usados independientemente, pero también combinados (microondas + cocción natural, por ejemplo) o encadenados (descongelación por microondas + cocción natural, por ejemplo).

Fregaderos

A la hora de elegir el fregadero hay que tener en cuenta la amplia variedad de materiales, diseños, formas y colores existentes.

Gres: Posiblemente sea la opción más resistente ya que al ser un material duro resiste bien los golpes. Se puede conseguir en diversos colores.

Mármol: Se utiliza mucho para integrar encimera y fregadero. El inconveniente, se rayan fácilmente y sufren daños cuando se utilizan líquidos ácidos o productos agresivos.

Cerámica: Higiénica y muy sólida, aunque un golpe violento puede romperla y, a su vez no resulta muy segura para las vajillas delicadas. Se fabrica en diversos colores. Es una opción muy recurrida si se quiere crear un ambiente rústico. Son muy duraderas pero tienen un precio elevado.

Acero inoxidable: Todo un clásico ya que se encuentra en la mayoría de los hogares. De aspecto satinado resiste a la perfección los ácidos y los productos de limpieza, no se oxida. El inconveniente que tiene es que se raya con facilidad por el golpe de cuchillos o tenedores y que la cal del agua le quita brillo.

Fibra Sintética: Otra solución bastante común suelen ser los fregaderos de fibra sintética, muy resistentes a las ralladuras, baratos y realizados en múltiples colores.

Acero esmaltado: Esta opción también tiene éxito entre los compradores pero los inconvenientes son los mismos que con los de acero inoxidable sumando la facilidad con la que se desconcha.

Resina Sintética: Se trata de una mezcla de polvos minerales y resinas acrílicas con las que se puede imitar a la perfección todo tipo de materiales. Resulta ligera, resistente a los golpes, higiénica y fácil de limpiar.

Lo tipos de fregadero pueden elegirse en función del estilo de cocina y las prestaciones que deseamos tener:
Si el fregadero se instala más bajo que la encimera (bajo-encimera), eliminan la posibilidad de juntas en la superficie, lo que brinda una apariencia de continuidad en toda la parte superior del mueble. Los nuevos diseños de sobre-encimera tienen una superficie superior extraplana, lo que permite que se ajusten perfectamente a la encimera, facilitando la limpieza y mantenimiento. Cuando el fregadero y la encimera forman una sola pieza se conocen como monobloque, de tal manera que la apariencia compacta es real, lo que amplía las ventajas. Este tipo de fregaderos se hacen a medida y en materiales sintéticos.

Grifos

Monomandos: Son los más habituales, y se deben a la sencillez y comodidad de su sistema y a su excelente relación calidad precio. Con un sencillo movimiento podemos ajustar la temperatura y el caudal del agua, a través de un sistema de palanca que se levanta para abrir el agua. Se elige la temperatura moviendo la palanca hacia la izquierda o hacia la derecha, si queremos agua templada la dejaremos en el centro.

Extraíbles: Con grifo extraíble, son grifos muy prácticos para la cocina, ya que el caño se puede extraer del cuerpo del grifo, permitiendo un acceso más cómodo tanto a los objetos del fregadero y zonas del mismo. Además resulta muy útil para llenar recipientes, por cuyo peso o tamaño resulta dificultoso acercarlos al fregadero.

Abatibles: Y por último, el abatible, que por un sistema de abatimiento, el grifo puede moverse de manera que resulta muy práctico en determinados lugares en los que su colocación obstaculiza determinados movimientos, por ejemplo, cuando se instalan cerca de ventanas y no permite su apertura en caso de ser fijos.

Ranking de eficiencia energética

Ranking de eficiencia energética de las principales marcas comerciales que operan en el mercado español de electrodomésticos de gama blanca en el año 2012. Se valoran positivamente los electrodomésticos de bajo consumo energético (clase A). Por el contrario, se penalizan la presencia de modelos que tengan clases ineficientes (clases C, D, E, F y G), las cuales obtendrán una puntuación negativa. Cuanto menor sea la eficiencia energética del producto ofertado, mayor será la penalización.

Ranking de lavavajillas: La máxima puntuación la reciben Ariston, Candy, De Dietrich, Electrolux, Miele y Zanussi, las seis marcas que sólo ofrecen modelos de clase A, situándose así como las marcas con la oferta de lavavajillas más eficiente del mercado. Por el contrario la mínima puntuación la recibe Aspes, seguida de Teka y New Pol. A diferencia de estas dos marcas Aspes no dispone de ningún modelo de lavavajillas de clase A, lo que la lleva al último puesto en el ranking con la oferta menos eficiente de las 23 marcas analizadas. La puntuación media la reciben Smeg, Fagor, LG, AEG, Bosch, Indesit, Siemens, Whirlpool, Balay, Otsein, Taurus, Corberó, Edesa y Lynx.

Ranking de lavadoras: El primer puesto en el ranking lo comparten 11 marcas: AEG, Balay, Bosch, Electrolux, Fagor, Lynx, Miele, Samsung, Siemens, Smeg y Teka, cuya oferta de lavadoras es 100% de clase A y, por lo tanto, la más eficiente desde el punto de vista energético. La puntuación más baja la obtiene nuevamente Aspes, seguida de cerca por Corberó. De Dietrich, aunque no tiene lavadoras de bajo consumo, se sitúa por encima de estas dos marcas en el ranking debido a que toda su oferta es de clase B. La puntuación media la reciben Ariston, Whirlpool, Otsein, LG, Maytag, Zanussi, Daewoo, Edesa, Candy, Indesit, New Pol y Taurus.

Ranking de lavasecadoras: Las marcas que ocupan el primer puesto del ranking y, por consiguiente, albergan la oferta de lava secadoras más eficiente desde el punto de vista energético al ser toda ella de clase A son LG y Miele. El segundo puesto lo ocupan Ariston, Indesit, New Pol y Smeg, que se distinguen también por no disponer de ningún modelo de clase C o inferior. Por otro lado, Otsein y Corberó son las dos marcas que obtienen la menor puntuación en el ranking y pasan a ser las marcas con la oferta de lava secadoras menos eficiente, al ser el 100% de su catálogo de clase D. La puntuación media en este caso la reciben Edesa, Fagor, AEG, Aspes, Balay, Bosch, Candy, Electrolux, Siemens, Taurus, Teka, Whirlpool y Zanussi.

Ranking de secadoras: Todas las marcas analizadas obtienen una puntuación negativa en el ranking debido a que todas ellas presentan modelos de secadoras de clases ineficientes en una proporción considerable de su catálogo de producto. Dentro de este contexto, las dos marcas que más puntuación reciben en el ranking son AEG y Whirlpool, las únicas que hoy por hoy disponen de algún modelo de secadora de clase A (en el caso de AEG) y B (en el caso de Whirlpool), que son las dos mejores clasificaciones energéticas encontradas para este tipo de electrodoméstico. Por el contrario Edesa y Aspes ocupan el último puesto del ranking al distribuirse su catálogo entre las clases C y F, convirtiéndose por lo tanto en las dos marcas con la oferta de secadoras menos eficiente desde el punto de vista energético dentro de aquí analizadas.

Ranking de frigoríficos: El primer puesto del ranking lo ocupa Liebherr, seguida de AEG y Miele. La cuarta posición la comparten Amana, Electrolux y Maytag. Estas se convierten así en las marcas de electrodomésticos con la oferta de frigoríficos más eficiente desde el punto de vista energético dentro de las marcas analizadas en este informe. Por el contrario la marca que ocupa el último puesto en el ranking con la oferta de frigoríficos menos eficiente es Admiral.

Ranking de congeladores: De las 21 marcas analizadas en el ranking Liebherr es la marca que presenta la oferta de congeladores más eficiente desde el punto de vista energético, seguida de cerca por Miele y Electrolux. Todas ellas tienen una elevada oferta de congeladores de bajo consumo que incluye modelos tanto de clase A como A+. Liebherr es la única de las tres que, además, también ofrece congeladores de clase A++. Por el contrario Otsein y Candy son las marcas que menos puntuación obtienen y se sitúan en los últimos puestos del ranking con la oferta menos eficiente, junto con Edesa, Corberó, Aspes, Zanussi y New Pol.