el feng shui feng shui, decoracion, muebles,

El feng shui significa viento y agua y es un antiguo método chino de diseñar ciudades, casas e interiores. El Feng Shui pretende maximizar el movimiento del “chi” la fuerza y energía de la vida universal presente en todo nuestro entorno. La decoración feng shui es como una guía para analizar y corregir la energía que atraviesa nuestro espacio. La decoración y la colocación de muebles se hace de tal forma que se crea un camino por el que el chi pueda pasar por nuestro hogar sin posibles barreras y otras formas del chi negativo son eliminadas o contrarrestadas para permitir nuevas posibilidades y crear progreso.

Los cinco elementos – madera, fuego, tierra, metal y agua – son muy importantes en el feng shui y se aprovechan los colores y las formas asociados con estos para fomentar movimiento, equilibrio o protección, dependiendo de las necesidades de cada persona. Se eligen y se colocan muebles, cuadros, fotografías, adornos y otros accesorios con el fin de mejorar y reforzar los deseos del cliente.
Para el feng shui una casa tiene cuatro puntos clave. La entrada, la cocina el baño y el dormitorio, aquí os damos unas cuantas ideas para su decoración. La entrada de la casa debe ser de color suave y tranquilo, un color neutro para la pared y algún detalle en tonos pastel o salmón. Los muebles deben de ser de forma redondeada y nunca puntiaguda. El espejo no puede estar en frente de la puerta porque si un día llegas con el animo bajo y entras por la puerta y te ves te deprimes aun mas. Coloca en la mesa de la entrada plantas frescas y unas flores que suban la energía. Para la cocina elige muebles y baldosas en color blanco con brillo. Siempre es aconsejable tener una ventana que dé luz natural y aire para quitar los olores acumulados de las comidas. La encimera tenla siempre despejada para trabajar mas relajado y con mas espacio. La zona del fregadero debe estar despejada de platos y vasos para evitar que se acumule la humedad. En la mesa de comer pon un frutero para que sea el centro de atención, las sillas que sean altas y con respaldo para estar más cómodo y si ya le pones unos cojines mullidos mejor que mejor.
En el baño, el espejo es esencial en todo cuarto de baño para armonizar, agrandar el espacio y reconducir la energía. Las baldosas de colores claros y brillantes dan movimiento mientras que los oscuros y mates estancan la energía. Cambiamos unas cortinas blancas y lisas por unas en tonos azules que recuerden al agua y ondas que evoquen a las olas del mar. Los tonos azules y verdosos nos transportan al mar y crean ambientes relajantes. Coloca unas velas en los bordes de la bañera para dar luz tenue y aromatiza el baño con barritas de incienso. En el dormitorio principal, los muebles mejor que sean de madera, un elemento suave q nos ayuda a descansar. Hay que evitar el metal que, por el contrario, es brillante y crea más movimiento. Siempre hay que tener un cabecero de cama porque nos aísla de lo que haya detrás como las tuberías, cables, etc. Aparte de que resulta cómodo sentarnos sobre la cama. Los armarios de pareja suelen dividirse en dos espacios, uno para la ropa de él y otro para la de ella. El yin es lo femenino y lo yang lo masculino, esas dos energías deben estar juntas, entremezclarse y fundirse. Para conseguirlo, intercambia la ropa de los armarios de pareja, pon un poco de el en la ropa de mujer y un poco de ella en la ropa de hombre. Evita los brillos en los dormitorios. Elige colores suaves y mates sin brillo que inviten al descanso tanto para las paredes como para la ropa de cama. Para los dormitorios elige colores lisos sin estampados ni estridencias. Todas las ventanas de las habitaciones deben tener cortinas para que no entre toda la luz directa de la calle (yang). Por la noche hay que bajar las persianas para quitar el exceso de iluminación. Podemos encender unas velas, cuya luz indirecta relaja y proporciona un ambiente más íntimo y acogedor.

Mireya Gómez