decoración para navidad decoracion para navidad, navidad, decoracion

La Navidad es símbolo de fiesta y alegría, especialmente para los más pequeños de la casa. En estas fechas podemos compartir con ellos miles de actividades divertidas. ¿Qué sería de la Navidad sin las grandes celebraciones en familia? Para que tus comidas y cenas sean inolvidables, la decoración de tu casa es algo imprescindible.
Para que la navidad esté presente en nuestras casas hay que vestirlas con textiles apropiados para estas fechas:
Puedes colocar algún cojín o una manta en el sofá, o unas simples cintas de colores por las paredes. Llenarán de alegría el espacio.
Viste la mesa, por ejemplo, con un mantel sencillo y complétalo con unas servilletas doradas. También puedes elegir una mantelería con un tono neutro como el crema y que tengan dibujos de estrellas que para esta época es perfecto.
Aunque cada vez van entrando nuevos colores, como el berenjena y el morado; el rojo, el dorado y el plateado siguen siendo los protagonistas de la Navidad. Lo mejor es elegir un tono que inunde toda la casa para dar continuidad a la decoración.
Para que las cenas de Nochebuena y fin de año sean todo un éxito en cualquier reunión familiar, debes disponer de la mejor vajilla y cubertería de Navidad.
Recuerda que es importante que exista uniformidad a la hora de decorar tu mesa con la cubertería. Las porcelanas, los cristales y los metales de calidad aportan un toque de distinción a tu mesa en Navidad, esto marcará la diferencia y atraerá la admiración de sus comensales.
Al igual que la vajilla y cubertería, los centros de mesa son fundamentales. Podemos hacerlos con bolas del árbol, piñas, velas en agua o con flores de pascua que dan un toque rojo perfecto.
La imagen que muestra nuestra mesa es como la tarjeta de presentación de la comida que vamos a ofrecer a nuestros invitados. Por eso es tan importante cuidar hasta el último detalle.
Y ya nos centramos en los elementos más importantes de la navidad como son el árbol y el belén. Estos no pueden faltar en nuestros hogares.
Solo tienes que comprar un árbol del color que quieras aunque los más tradicionales son los abetos verdes, eso sí, todo depende del gusto de cada persona. Después elige un tema en un color o estilo por ejemplo, adornos en color plateado o dorado. Por ultimo pon las luces, estas que hacen que el árbol tenga el gran protagonismo.
Para terminar de completar la decoración navideña, crea tu propio belén poniendo el pesebre y luego tienes la opción de seguir completándolo con más figuras de las que se venden en el mercado.
Si este post te ha parecido útil o te ha ayudado a decidirte, agradeceríamos que cliques en “ME GUSTA” para ayudarnos a valorar nuestra página web.

Mireya Gómez