Los muebles y las reformas deben ir de la mano con las estaciones, para que nuestra casa sea un espacio acogedor y que esté en sintonía con el clima, el ambiente y nuestro estado. De cara al invierno, hay algunos consejos que nos pueden ayudar a crear un espacio más cálido y confortable:

  • Los tejidos: Se trata de una época muy fría, por lo que es conveniente tenerlos como aliados para combatir las bajas temperaturas. La lana, el terciopelo, el polipiel o el algodón son algunos de los materiales que quedan perfectos en cojines, cortinas y en prácticamente todo lo que imagines.
  • El color blanco: en las regiones cálidas estamos acostumbrados a asociar el blanco con el verano, sobre todo por asociación con la moda, pero en decoración, el blanco es un color excelente para el invierno. Combinarlo con alfombras, toques de madera y algunas mantas de pieles sería todo un hit en tu casa. También se trata de un color que aporta luz, y en esta época en la que el consumo de electricidad es elevado, su uso es importante porque nos aporta claridad y nos ayuda a disminuir el consumo de luz artificial en nuestras casas.
  • La chimenea: No hay nada más cálido que la imagen de una chimenea. Y ya no es necesario vivir en una mansión para tener una, ni vivir en un bosque para alimentar el fuego del hogar. Te sorprenderán las múltiples opciones de gas e incluso eléctricas y los elegantísimos acabados y presentaciones que puedes encontrar.
  • Flores y macetas: La nieve y el frío quizá te pongan un poco baja de ánimo, por lo que hay que avivar los colores de los espacios con objetos y plantas que nos permitan alegrarnos. Las flores y las macetas son elementos increíbles que puedes combinar a tu gusto y que crean una armonía fantástica en salas de estar, dormitorios y cocinas. Prueba combinar estos colores con el blanco que ya te comentamos. Atrévete con los jardines verticales que animan, oxigenan y decoran con estilo.
  • Luz y más luz: Ya habíamos tocado el tema de la luz pero queremos darte más tips de este particular. Las velas aromáticas y los candelabros son buenísimos para ambientar nuestra casa durante el invierno. Se convierten en elementos clásicos, además de nada costosos, que te ayudarán a darle un toque elegante y muy acogedor a espacios como cocinas, dormitorios y salas de estar.

Además de estas recomendaciones, hay reformas que podemos realizar en nuestra casa para que durante el invierno tengamos un espacio ideal para compartir con nuestra familia.

Las ventanas: Hay tres materiales ideales que pueden funcionar para mantener el frío a raya y te permiten ahorrar energía. Las ventanas de madera, de PVC y aluminio. Por lo que hay que evaluar qué se adapta mejor para cada caso.

La madera es un aislante natural, que además de crear un ambiente más cálido, le aporta un detalle rústico a los hogares.

El PVC es un excelente aislante térmico. Resulta también porque su mantenimiento es sencillo, se adapta a los espacios y se encuentran en varios colores.

El aluminio es un material sumamente resistente. No solo funciona para el frío sino también a las altas temperaturas y la dañina radiación solar.

No todas las ventanas tienen el mismo vidrio, así que apuéstale a los vidrios con aislamiento térmico reforzado, los cuales garantizan el mantenimiento de las temperaturas y por ende, el ahorro energético.

El aislamiento de muros y paredes también se vuelve importante durante la época fría. Hay materiales específicos que se pueden utilizar como las vigas de madera, los rastreles, el pavimento flotante, entre otros.

Otro elemento que nos funciona perfectamente, es el sistema de calefacción por suelo radiante. Esto hace que la temperatura del aire a la altura de los pies sea ligeramente superior al aire que circula por encima de nuestras cabezas.

Esto consiste en una red de tubos de polietileno que se instalan debajo el pavimento. A través de ellos se pone a circular agua a 30 o 45 grados centígrados, y de esa forma desde el suelo podemos obtener calor.

Hay dos tipos, el sistema de calefacción radiante eléctrico, que posee un circuito propio para su funcionamiento, mientras que el sistema radiante hidráulico se emplean tubos de hierro que calientan el agua dentro de calderas especiales.

Hay muchos elementos que se pueden mejorar en cualquier hogar para garantizar que pasas un invierno acogedor y confortable, consúltanos y te presentaremos diferentes opciones.