roomsdecocinobra-blog-color-y-diseno-en-tu-pared

Estamos acostumbrados a vivir en casas pintadas de blanco, amarillo pálido o como mucho un tímido azul. Pocas personas se arriesgan a pintar de colores atrevidos que puedan darle al hogar un aire diferente y original.
En general, a la hora de pintar, todo el mundo se inclina por el blanco. Al representar un color puro es perfecto para armonizar sobre todo cuando el mobiliario está formado por estilos diferentes y, sin embargo, es el color más impersonal. Otro de los más recurrentes es toda la gama de colores pastel que crean un ambiente muy acogedor dándole un toque de calidez al hogar.
Sin embargo, ¿sabemos cómo influye cada color en nuestro estado de ánimo?
El rojo es pasión y emoción. El color gris es mejor reservarlo para personas con una fuerte personalidad. El naranja atrae la vista, estimula la conversación y fomenta la sociabilidad. El rosa, por su parte, tiene un gran efecto calmante y relajante promoviendo la afabilidad. Luz y optimismo, esto trasmite el color amarillo. Si lo que buscamos es serenidad, el azul es el color prefecto para conciliar el sueño y relajarse. El color marrón permitirá a las personas más nerviosas canalizar mejor la tensión. El verde trasmite seguridad y anima al crecimiento emocional. El violeta por su parte, es un color que expresa exclusividad y autoridad. Finalmente el color blanco, A nivel emocional trasmite paz y permite despejar la mente.
Hay muchas técnicas que se pueden usar para pintar las paredes, desde solo darle color hasta acabados decorativos muy diversos como el esponjado, La técnica del trapeado, La técnica de la brocha, el gotelé, el marmolado, el estucado, el lacado, el craquelado, la técnica de patinas, los esparcidos y el difuminado.
También existe la opción de colocar una pared como pizarra cada vez se está extendiendo más. Es tan sencillo como comprar la pintura que provoca esta textura y ponerse manos a la obra. Es válido para cocinas y habitaciones infantiles.
La forma más habitual de personalizar una estancia es pintando un mural. Desde los más sencillos hasta los más complicados lo único que requieren es de destreza a la hora de realizar el dibujo y de darle el color deseado.
Pintar con rayas es un recurso muy utilizado. Dependiendo del estilo del resto de la habitación tendrás que recurrir a una gama cromática u otra.
Si estás aburrido de pintar siempre tu casa, el papel es una solución económica y sencilla para renovar el aspecto de todas nuestras paredes. Esta modalidad ha vuelto con mucha fuerza y es perfecta para resaltar algunas paredes como la del mueble del recibidor, la del cabecero o la que está cerca del sofá.
También puedes optar por los vinilos si quieres adornar las paredes de cualquier habitación de la casa. Si nos fijamos en las últimas tendencias y modas en el mundo de la decoración vemos que cada vez se extiende más su uso para decorar paredes o superficies lisas. Los vinilos decorativos son una alternativa muy original que aporta creatividad y diseño a nuestras paredes y las personaliza, creando espacios únicos e innovadores.

Diviértete y tómatelo con calma.