La primavera es el tiempo perfecto para renovar nuestro hogar, tanto en lo puramente práctico como en lo personal. Todo está en cambio alrededor, todo bulle, y apetece fluir y cambiar con el entorno, y florecer. Apetece alegrar la casa y dar entrada a la luz, al calor, y a la naturaleza. Las colecciones de primavera-verano en decoración siempre vienen cargadas de positividad, pero en este 2018 parecen confluir las tendencias más alegres y refrescantes para inspirarnos con la llegada del calorcito.

Hoy vamos a repasar lo más destacado de estas tendencias para que puedas llenar tu hogar de primavera y buen rollo, toma nota de las palabras clave que van a marcar estilo esta primavera-verano 2018: mimbre, ratán y bambú, espejos y flecos, rosa y verde. ¿Cómo? Te lo explicamos…

Color

Este año la primavera no es una explosión de color sino de colores. El rosa milenial arrasa con todo, aportando dulzura y un aire muy juvenil. Puedes usarlo en sofás y cortinas, pero también en objetos vintage y cojines, es muy versátil, aporta mucho en todas las combinaciones y es muy fácil incorporarlo en tu decoración en flores naturales, que dan un toque romántico y dulce. Y el llamado color vitamina de esta primavera, el amarillo piña, si el verano pasado el amarillo triunfaba en tu armario ya verás este año lo que puede hacer por tu hogar.

El color estrella de 2017, Greenery, no parece haber agotado la capacidad del verde de inundar la primavera y este año el verde petróleo y todas las gamas de verde natural, como el omnipresente verde hoja lo invaden todo, paredes, tejidos y muebles, donde se combina con estampados o en gamas de color con fondos neutros. Los toques de rojo y naranja salpican el conjunto para recordarnos que el verano está a la vuelta de la esquina.

Y por supuesto el Ultra Violet, el color del 2018 según Pantone, que se presenta para dar un toque de elegancia e intensidad en pequeños toques repartidos por tu hogar. Desde una pared completa pintada con este color, hasta una cristalería morada o jarrones (jugando con los materiales se puede conseguir un efecto cromático muy interesante), lo importante es introducirlo en el conjunto sin saturar y dejar que haga su labor. Puedes optar por utilizarlo en tejidos, como cojines, plaids, manteles o toallas, o darle más peso, usándolo en un sofá, en la encimara del baño o en una pared que reciba mucha luz. La opción más cómoda es utilizar flores en este tono, se integrarán perfectamente y verás fácilmente como aporta personalidad al conjunto.

Natural

Los materiales naturales son los reyes, tanto en interior como en exterior. Yute, mimbre, bambú, lino, algodón y lanas frías abandonan los exteriores y se introducen en casa. Los muebles y tejidos, pero también los objetos y adornos se revisten de ese aire natural, de vuelta a los orígenes. Alfombras yute o fibra de coco, cestos de mimbre, sillas de ratán, plaids de lino… y por supuesto combinado con muebles de madera natural, que aporta calidez y autenticidad. La madera debe ser lo más natural posible, con sus vetas y rugosidades, que decoran por si mismas.

Natural, de naturaleza, que también se introduce en casa, en su forma más tropical, como ya ocurrió en el verano 2017, en estampados tropicales que inundan paredes y tejidos, incluso las vajillas, y en piezas que representan piñas, flamencos, tucanes… tu mascota tropical será un éxito esta primavera. También naturaleza doméstica, en macetas, flores y plantas que dan frescura al hogar y también en objetos decorativos, como cuadros hechos con hojas o centros de mesa de flores.

La pieza clave en este estilo natural serían los muebles y objetos de cannage (rejilla), resultan ligeros, naturales, tienen aire de artesanía y aportan personalidad, no puede faltar en tu hogar. Si los combinas con ese sofá de terciopelo que compraste este invierno y que sigue estando de plena actualidad, y le añades unos cojines en rosa y amarillo te sorprenderá el efecto.

Metal y microcemento

Así como el estilo nórdico ha retrocedido, o más bien se ha transformado un poco en esta fiebre por los materiales naturales, el estilo industrial se presenta esta primavera absolutamente conceptualizado en pequeños detalles hechos con cemento y toques de metal. Encontramos curiosas aplicaciones del microcemento en macetas o figuras, encimeras, y por supuesto, revestimientos de paredes y suelos. El microcemento en los baños aporta ligereza y suavidad, el terrazo aparece en mesas, el mármol se utiliza en pequeñas piezas como adorno, los materiales salen de su zona de confort esta primavera.

Y en cuanto al metal, mejor dorado, en pequeños detalles repartidos por la estancia, lámparas, jarrones, marcos y objetos vintage, pero también en los tiradores, mesas auxiliares, griferías o baldosas. 

Los espejos van a ser la pieza clave para recorrer la distancia entre lo industrial y lo clásico. El espejo, con un marco dorado y colgado con cordón de ratán, sobre un papel tropical, con la luz y el color de esas cortinas en tonos amarillo suave, se convierte en un crisol donde se unen y se reflejan todas las tendencias. Y el cristal también nos permite jugar con estos estilos, en jarrones y vajillas vintage, pequeñas cúpulas de cristal que guardan y exponen nuestros recuerdos, portavelas, mesas, etc.

Formas geométricas

Este año se llevan las formas geométricas y sin embargo retrocede un poco el estilo minimalista, es lo que se conoce como minimalismo japonés, que mezcla estancias muy zen, más sencillas, en las que se respira calma, con otras más excesivas, llenas de tendencias, pero siempre volcadas hacia lo natural. Y dentro de la misma estancia, las formas geométricas adoptan patrones étnicos. Se concretan en materiales o tejidos naturales. De Japón a África, que nos lega para esta primavera-verano estampados geométricos de tipo étnico con fondos tierra, crudo y negro, y se utilizan también en suelos y paredes en mosaicos geométricos personalizados. Y también en el papel está de plena actualidad (junto con el estampado vegetal) el diseño geométrico, en colores neutros y si son muy sutiles, en dorado

Se llevan las piezas de estilo italiano y francés, elegantes, con curvas y tapizados. Los sofás vuelven a ganar presencia en el salón. La sofisticación no retrocede y se mezcla con la frescura y la luz en combinaciones sorprendentes con un resultado inmejorable.

La clave para hacerte con esta tendencia es utilizarla con medida. A veces es preferible introducir un objeto con la forma adecuada antes que abusar de las líneas geométricas, sobre todo porque se trata de darle un pequeño contrapunto al estilo natural, mucho más orgánico, de forma que todo quede integrado, pero no de enfrentarlos ni hacerlos competir. Te damos un truco, las vajillas con inspiración geométrica son un clásico que siempre se renueva, puedes encontrar en todo momento múltiples opciones que te pueden te aportan ese toque que buscas sin abusar.

Flecos

Los hemos estado viendo durante el invierno en las pasarelas, y ahora saltan directamente desde allí a tu casa. Se llevan los flecos, muchísimo, todo tipo de flecos, con aire bohemio, al estilo country o evocando los flappers de los años 20. No sólo en cojines, plaids y toallas, como podríamos pensar, sino también en lámparas, pufs, espejos y sillones. Los remates de pasamanería con flecos ocupan los bajos de divanes y butacas, pero también se elevan hasta las lámparas de techo o de pié y los espejos colgados. Y son de todos los materiales y de todos los colores que hemos comentado. Predominan el rayón y la seda, pero también tenemos flecos de ratán, cuero, algodón o lana. Sobre todo de colores naturales y terrosos o bien neutros, pero también en colores vitamina y desde luego en rosa.

Muy en línea con el estilo boho desenfadado que tanto se ha llevado, pero también pueden tener inspiración étnica, o incluso un cierto aire Art Decó o Belle Epoque, los flecos se adaptan al espacio y le aportan algo distinto en función de la sintonía con el conjunto y con el entorno, reflejando siempre originalidad y personalidad. Son bohemios pero también juguetones y sofisticados, imprimen lujo y movimiento. Un capricho textil lleno de carácter.

Ahora que ya conoces las claves puedes aprovechar para darle entrada a la primavera en tu hogar con estos estilos y colores. Quizá es porque este año se nos está resistiendo, pero este año tenemos más ganas de primavera que nunca. Apetece decorar con toda esta luz y color y con piezas tan inspiradoras y positivas. Si quieres ver las últimas novedades en decoración, que te asesoremos en tu proyecto de decoración, o quieres introducir todos estos elementos en tu reformas, llámanos.