Una vez tomada la decisión de vender una vivienda, lo mejor que nos puede pasar es que consigamos aligerar el proceso y llevarlo a cabo cuanto antes, pero no es en absoluto fácil conseguir una venta rápida y en el precio que deseamos. El mercado inmobiliario se ha vuelto enormemente complejo y sensible, y se impone la necesidad de tomar medidas para asegurarnos el resultado que esperamos. Hay algunos factores que afectarán tanto al plazo de la venta como a la cuantía que se puede obtener. Vamos a considerar algunos y a analizar cómo el Home Staging puede ayudarnos en nuestro objetivo.

Para lograr vender un piso es importante considerar lo visual, la primera impresión de un posible comprador repercute directamente en su decisión de presentar una oferta, en la cuantía de la oferta y en el tiempo que tarda en decidirse a realizarla. Un piso en buenas condiciones se vende más rápido y con un mejor precio, los compradores elegirán antes un piso que no le genere gastos adicionales en el corto y medio plazo que uno que necesite reformas o acondicionamiento posterior. Incluso puede ser un factor decisivo, ya que muchas familias, y más en la coyuntura actual, necesitan una vivienda terminada que no vaya a suponer más gastos en los próximos años. También es habitual que el vendedor de vivienda no quiera o no pueda hacer una inversión adicional cuantiosa en mejorar el piso. Pero actualmente existen técnicas que están a medio camino entre la decoración y el marketing y que pueden ayudar de forma fundamental a la venta. Hablamos de la técnica Home Staging.

¿Qué es el Home Staging?

El Home Staging es una técnica de marketing importada de EEUU y que consiste básicamente en preparar un inmueble para la venta haciéndolo lo más atractivo posible, tanto para alquiler como para la compraventa. Tiene como objetivo “maquillar” la casa, dándole un cambio positivo en la presentación, con la finalidad de hacerla más atractiva, de esta manera se puede vender un piso más rápido con mejores beneficios para los propietarios.

No estamos hablando de esconder ni disimular defectos, se trata de aprovechar al máximo todo el potencial de la vivienda, reparando desperfectos menores, resaltando con técnicas visuales y de decoración los puntos fuertes y restando atención a los aspectos menos atractivos. Lo que se busca es generar esa primera impresión espectacular, ese flechazo que, en el fondo, busca la mayoría de los compradores.

Es mucho más económico y no hacen falta inversiones excesivas para preparar la vivienda para la venta. El Home Staging trata de reforzar los puntos clave y fuertes de la vivienda, no de reconstruirla, además es una técnica rápida y revaloriza la vivienda de inmediato, lo que la hace más competitiva en el mercado.

No se trata de que la vivienda esté limpia y recogida (aunque es fundamental), sino que hay que ir un poquito más allá:

  • Mejorar la iluminación de la vivienda reparando focos dañados, iluminando bien la fachada del piso y todo su interior. Como siempre os decimos la luz es la clave de todo.
  • Limpiar la pintura de las paredes y, si es posible, pintar las paredes que tengan desperfectos.
  • Revisa los muebles que se encuentren rotos y en malas condiciones. Quizá puedas reparar, reciclar o vender alguno. Completa con muebles sencillos los espacios vacíos o que representen un valor potencial.
  • Asegurarse de que la vivienda luzca espaciosa y los posibles compradores no tropiecen con nada al trasladarse dentro de ella.
  • Utiliza un estilo moderno y neutral, puedes cambiar fotografías y cuadros familiares por imágenes más neutras, guarda artículos personales que adornen la vivienda y coloca adornos modernos, de esta forma el comprador se sentirá más identificado.
  • Las plantas, los libros, los cuadros, etc. son detalles y adornos que dan a la vivienda una sensación muy hogareña.
  • Los colores de las paredes deben ser neutrales, que den iluminación a la vivienda y sean agradables a la vista.
  • Realiza una limpieza profunda del piso, eliminando manchas, polvo, todo tipo de suciedad y malos olores que puedan afectar la venta del piso.
  • Si la vivienda cuenta con jardín, este debe estar limpio y lleno de vida, puedes colocar plantas que florezcan en la temporada en la que deseas vender la vivienda.
  • Dale un toque de olor especial a tu casa. Si es una vivienda familiar, puedes utilizar ambientadores dulces o frutales para evocar las sensaciones del hogar. Flores para los pisos pequeños destinados a parejas, etc. Pero recuerda ser sutil. El cerebro asocia los olores muy fuertemente a las sensaciones, si consigues una sensación positiva asociada a un olor positivo nunca olvidarán tu casa.

Lo mejor es dejar estas tareas en manos de profesionales, porque no se trata sólo de asegurarte de que no hay bombillas fundidas o de que los muebles están bien dispuestos, y un profesional sabrá aconsejarte cómo optimizar tu inversión. Con el asesoramiento adecuado probablemente te ahorrarás pintar todo el piso, y sólo tendrás que pintar alguna pared para conseguir que el pasillo se vea más ancho y que quede reparado el desperfecto que antes se veía nada más entrar en la casa, por ejemplo.

Si buscamos la venta a familias, unas cortinas nuevas y un arcón decorado pueden convertir un despacho en una sala de juegos. Si en cambio el piso es óptimo para una pareja vestir el dormitorio con una colcha alegre y poner unos adornos modernos pueden ser la clave. Y así con todos los detalles. Al reunir técnicas del marketing y de la decoración se consigue optimizar la imagen de la vivienda y además generar en el comprador exactamente la emoción que buscamos.

Si necesitas asesoramiento, o deseas contratar nuestro servicio de Home Staging, consúltanos y te pondremos en contacto con nuestros especialistas para que puedas sacarle el máximo partido a tu vivienda.