¿Te estás planteando reformar para ganar espacio en la cocina? Las reformas siempre parten de una necesidad concreta, y una de las más habituales es la falta de espacio, bien sea porque la vivienda se ha quedado “pequeña” o porque el espacio estaba mal distribuido de origen. En cualquier caso, un reforma puede ayudarnos a optimizar ese espacio, y uno de los lugares donde más nos piden este tipo de proyecto de reforma es en las cocinas.

La cocina es un espacio de trabajo, pero también de ocio y reunión familiar, esta multiplicidad de tareas convierte este espacio en uno de los más interesantes de gestionar en una vivienda. La cocina es el corazón de la casa, y es vital que sea funcional y cómoda, pero también que tenga su encanto y permita disfrutar de ella. Aunque hoy en día se construyen cocinas más grandes, muchas viviendas siguen adoleciendo la falta de espacio que es tradicional encontrarnos en las construcciones más antiguas, nada que una reforma bien diseñada y ejecutada no pueda solucionar.

En primer lugar, la propia distribución del espacio de la cocina es fundamental para que el resultado sea el que queremos. Y no se trata sólo de una cuestión estética, los espacios deben estar organizados pensando en el uso. La zona de trabajo de la cocina tiene que permitir el movimiento y estar muy bien iluminada, permitiendo que el cocinado se haga en una zona limpia y espaciosa, que se pueda ventilar con facilidad y que se limpie cómodamente. La zona de reunión y ocio (si la hay y está integrada) debe estar en una zona separada y acogedora, con el espacio necesario y una iluminación más cálida. Estos matices a veces no son evidentes, pero son parte de lo que hace que una cocina quede perfecta.

Las cocinas abiertas son una tendencia muy fuerte que viene arrasando, es una forma indudable de ganar espacio, y se puede mantener una cierta separación con una barra, un muro bajo o con cristal, bien sea en puertas correderas de cristal (la mejor opción si buscamos espacio y luz) o en un fijo. En cualquiera de estos casos, ganamos la iluminación que se reparte por las estancias anexas, generalmente la cocina y el salón o comedor. En nuestras reformas puedes ver varios ejemplos con esta solución tan vistosa y elegante.

Más allá de lo estético, la cocina es un espacio donde se trabaja con calor y vapor, con olores, con electrodomésticos, etc. es un espacio muy exigente, en el que prima no sólo la comodidad y la estética sino también la seguridad. Un buen profesional siempre sabrá elegir la mejor disposición para todos los elementos que van a confluir en la zona de cocinado y preparación de los alimentos, te aconsejamos que te dejes asesorar ya que un error de distribución en este espacio puede derivar en problemas muy serios, de seguridad en lo que se refiere a electricidad, calor, etc. y también de confort, por ejemplo, gracias a la adecuada ventilación. 

Una vez el espacio de la cocina está distribuido correctamente, hay que elegir acabados que también nos ayuden, los colores claros y las formas lisas y neutras dan una mayor sensación de espacio y distribuyen la luz de forma más uniforme. El blanco refleja la luz, haciendo que la cocina tenga un aspecto luminoso y aireado, por eso es uno de los colores que más se utilizan y también uno de nuestros favoritos. Podemos camuflar los radiadores pintándolos del mismo color que las paredes, para aligerar la sensación de conjunto de todos los elementos posibles, y utilizar distintas tonalidades de blanco o blanco combinado con colores neutros o materiales naturales para dar uniformidad sin perder el efecto de conjunto. Esta sensación de color “uniforme” crea la ilusión óptica de de espacio unificado más amplio. Los electrodomésticos integrados o panelados pueden contribuir a esta sensación, aunque si preferimos dejarlos a la vista, elegir bien los modelos que nos aportan luz y con líneas sencillas y bien combinadas con el conjunto puede crear un aspecto muy elegante.

Como siempre, la luz es un elemento fundamental para ganar sensación de espacio y para crear los ambientes que deseamos en una cocina. Si la cocina es oscura parecerá más pequeña, si abusamos del color o los contrastes, también. Lo mejor es permitir toda la entrada de luz posible, por ejemplo eliminando las cortinas, utilizando cerramientos de cristal que permitan pasar la luz para aprovechar la del resto de estancias o incluso distribuir la luz de la cocina hacia otras salas. También se pueden utilizar tejidos o materiales translúcidos que harán una función similar permitiendo una mayor privacidad.

El área de trabajo de la cocina requiere una iluminación más “técnica”, que nos deje trabajar con comodidad en la preparación de los alimentos, pero no es necesario abusar de la iluminación artificial en toda la cocina, se pueden utilizar luces bajas con gran poder lumínico, como los leds, que podemos colocar casi en cualquier parte, o luces altas muy focalizadas o incluso dirigidas hacia esta zona. Los leds nos permiten un además un gran ahorro de energía. Hoy en día las posibilidades que nos ofrece la tecnología lumínica son infinitas, y en Cocinobra nos encanta sacarle partido a esta ventaja en todas las cocinas que diseñamos, porque nos permiten adaptarnos a las diferentes necesidades de los clientes y crear soluciones personalizadas. De esta forma, por ejemplo, nuestras cocinas permiten un tipo de iluminación para el cocinado, más directa, técnica y práctica, y otro para la zona de desayuno o comedor, más cálida y acogedora, e incluso una luz constante más tenue que permite el paso por la cocina sin tener que utilizar la luz general e incluso puede servir como luz auxiliar de la estancia adyacente si la cocina está abierta.

La zona de la cocina que se dedique al desayuno o a la comida/cena, que no tiene por qué ser muy grande o muy compleja, debe estar iluminada teniendo en cuenta su uso, nos permite una luz suspendida más baja si tenemos una mesa o una barra aislada, si se trata de una isla, probablemente compartirá iluminación con la zona “técnica”, ya que tendrá un uso conjunto. En cualquier caso, darle un toque agradable a este espacio, tanto con la luz como con los objetos (banquetas de cocina, sillas, bancos…) permite que sea más confortable, y si además elegimos colores y materiales agradables a la vista y no demasiado fuertes, contribuiremos a ganar espacio. Eso sí, si vamos a colocar una mesa, es conveniente asegurarnos de que dispone de suficiente espacio útil alrededor, ya que debe permitir que estemos sentados a la mesa sin estorbar la circulación por el resto de la cocina. No tienes por qué renunciar a la mesa, puede ser más pequeña, o incluso plegable, lo que la hará más versátil.

Las cocinas nos permiten pensar en vertical a la hora de almacenar, lo cual es una gran ventaja, porque optimizamos el espacio. Amueblar la cocina o parte de ella hasta el techo, utilizando los colores y la luz con sabiduría, no sólo nos permite ganar espacio, sino que genera una sensación de conjunto elegante y práctica. No hay que tener miedo de que el estilo sea demasiado sencillo, porque siempre podemos utilizar pequeños detalles que nos ayuden a alegrar la zona y hacerla más especial. Unos enchufes ocultos, por ejemplo, pueden ser un detalle práctico y especial, y también podemos colocar alguna pieza de decoración que esté coordinada con los acabados para que no rompa esa sensación de uniformidad que hemos comentado que nos ayuda con la sensación de espacio.

La cocina es el espacio de los electrodomésticos más usados. Elegirlos correctamente puede ser fundamental para el resultado de nuestra reforma. En Cocinobra utilizamos siempre primeras marcas, para garantizar la calidad y el diseño de las piezas que elegimos. La potencia y la durabilidad son aspectos importantísimos, pero su posición en el conjunto, las líneas que presentan, la facilidad de limpieza, etc. son aspectos que van a marcar mucho el ambiente de nuestra cocina. Hoy en día se pueden elegir opciones increíbles para todas las cocinas. Una solución tradicional para el tema del espacio en la cocina ha sido separar la zona de lavado y secado de ropa. Requiere disponer de un lugar donde ubicarla, que puede ser una terraza cerrada, el baño, o una habitación de alivio, incluso se puede crear un espacio cerrado en una zona de paso que guarde discretamente nuestra zona de lavado.

Finalmente, aunque podríamos hablar muchísimo sobre cocinas, vamos a resaltar la importancia de la decoración cuando tratamos de ganar espacio. La reforma nos permite redistribuir el espacio, reordenar los electrodomésticos y la zona de almacenamiento, optimizar las diferentes zonas en cuanto a luz y circulación y ganar luz y amplitud con los acabados de paredes y muebles. Pero hace falta decorar para integrar nuestra nueva cocina con espacio en el conjunto del hogar, así como para darle un toque personal y de estilo. Los tejidos, si los usas, deben ser ligeros y luminosos, y los materiales preferiblemente naturales, translúcidos o transparentes, y coordinados con el conjunto. En la decoración de la cocina debe primar la funcionalidad, por lo que puede ser interesante utilizar piezas que aporten estilo pero que a la vez sean útiles, los enchufes ocultos que comentábamos antes puede ser también un adorno, así como los electrodomésticos pequeños o las herramientas que usaremos en la cocina. En nuestra exposición tenemos un montón de piezas que cumplen estos requisitos, listas para llevar a tu hogar, si te acercas a verlas podemos asesorarte.

Y no podemos despedir este artículo sobre espacio en las cocinas sin resaltar la importancia del mantenimiento y el cuidado de la reforma de la cocina una vez realizada. Es imprescindible que este espacio esté ordenado (recogido) y organizado (todo en su sitio y el sitio de cada cosa bien pensado), así como limpio y bien cuidado. La cocina es, como hemos dicho, una zona exigente, con mucha vida y mucho uso, por lo que para garantizar que se mantiene como necesitamos es importante no dejar de prestarle atención. Recuerda que puedes consultar nuestros consejos sobre mantenimiento de cocinas.

Como siempre te decimos, si quieres que pongamos en práctica estas ideas y consejos en tu casa, sólo tienes que llamarnos, te asesoraremos sin compromiso y optimizaremos tu proyecto para que tengas la cocina que siempre has soñado. Y no dejes de contarnos en redes tus ideas y sugerencias, te esperamos en Facebook e Instagram con todas las novedades de interiorismo y reformas y la inspiración de nuestros mejores trabajos.